publicidadpublicidad

LUD Itaú antel Summum Pilsen Soul
Miércoles, 25 de Octubre de 2017 08:45

La sana costumbre de ganar el oro

La selección uruguaya de fútbol universitario Sub 21 viajó a la Copa Unisinos con un solo objetivo y lo consiguió: volvió a ganar la medalla de oro en Sao Leopoldo.

Con renovación en el plantel y varios jugadores haciendo su primera experiencia internacional, Faber Ros comandó a un equipo que no conoció la derrota en todo el certamen en tierras norteñas.

El debut fue con empate sin goles frente a LAAUSP el jueves, mientras que el viernes cayó el primer triunfo celeste y fue contra  Udelar (el equipo de la Universidad de la República) por 5 a 2 y para cerrar el grupo, el sábado por la mañana, el equipo Sub 21 de la Liga le ganó 2-0 a UFRGS y terminó en el primer lugar de su serie.

En cuartos de final, el rival celeste fue Mackenzie y en un duro partido, los uruguayos se quedaron con la victoria por 2 a 0 y pasaje a semifinales, instancia en la que ganó en los penales para avanzar a la gran final y defender el oro.

El título estaba en juego y la ilusión de los jugadores celestes también. Ulbra era el rival de Uruguay y en tiempo reglamentario no se superaron, por lo que hubo que pasar a los penales.

Allí, La Sub 21 de la Liga volvió a tener mejor suerte y los gurises se quedaron con el triunfo para levantar una nueva copa de campeones en Sao Leopoldo, la cuarta consecutiva en Unisinos.

Las anteriores consagraciones en Unisinos

En 2014, La Celeste universitaria ganó los cuatro partidos de la fase de grupos, luego la semifinal y por último la final por 3 a 1 para quedarse con la medalla de oro en Sao Leopoldo.

Un año más tarde, la cosa se repitió otra vez. La selección de la Liga Universitaria le ganó la final a LAAUSP de San Pablo y volvió a levantar la copa de campeón en Unisinos, para sumar su segundo oro al hilo. En ese 2015, también el básquetbol dirigido por Leonardo Pais y el ajedrez con la participación del Alejandro Valenzuela, conquistaron la presea de oro en tierras norteñas.

En 2016, el equipo que era dirigido por Alejandro Heguy, quien fuera el entrenador de la selección mayor de la Liga en las recientes Universíadas de Taipei, volvió a conquistar el título tras vencer en la final 1-0 a Feevale con un tanto de Gonzalo Curbelo, el máximo anotador del torneo con seis conquistas.